El origen de su nombre

MAGÓN debe su nombre a los señores Rodolfo González Volio y Miguel Ángel González Camacho, padre y a abuelo paterno, respectivamente, del Ing. Rodolfo González Suárez, a quienes sus hijos y nietos quisieron tributar su amor, respeto, y gratitud, bautizando a este distinguidísimo ser viviente con este nombre, el cual estuvo asociado estrechamente a ambos, habiéndose originado la palabra MAGÓN en las iniciales de don Miguel Ángel González Camacho. MAGÓN fue también el apodo con que se conoció al Sr. Rodolfo González Volio en la zona de Bahía Salinas.

¿Qué edad tiene MAGÓN?

¿Qué edad puede tener un árbol de guayacán real que tiene un diámetro de 85 cm?

 

Ciertamente no tenemos respuesta a esta pregunta, y, ¡de seguro nos gustaría tenerla! Pero, dada la tasa de crecimiento de los árboles de guayacán real, y las dimensiones de MAGÓN, no hay duda de que la edad de este árbol es extraordinariamente grande.

Nos atrevemos a especular que la edad de MAGÓN bien puede ser milenaria, con lo cual podría ser el ser viviente de mayor edad en Costa Rica, y, consecuentemente, uno de los de mayor edad en el mundo.  ¡Pensar que para cuando Cristóbal Colón llegó a la costa caribeña costarricense, hace más de quinientos años, ya MAGÓN era un árbol centenario!

¿Cuántos árboles más como este existirán en el mundo? 

¡De seguro que muy pocos!

¿Cómo logró sobrevivir?

¿Cómo logró MAGÓN salvarse de la tala que prácticamente acabó con el Bosque Tropical Seco en esta zona, y, por particularmente, con los especímenes adultos de guayacán real?

Creemos que la respuesta a esta pregunta se encuentra en la combinación de cuatro posibles causas:

Las primeras tres de ellas tienen que ver con la dificultad que hubiera representado cortar, sacar y llevar a MAGÓN hasta el puerto, dados sus dimensiones, su peso y su localización y acceso: en el punto más alto de una colina.

La cuarta razón, que se conjuga con las anteriores, podría deberse también al hecho de que MAGÓN tiene un daño en la base de su tronco, ocasionado por el fuego, lo cual ha de haber hecho que sus posibles taladores sopesaran las dificultades de su extracción.

¡Cualesquiera que hayan sido las causas que motivaron su salvación, es una bendición que MAGÓN hubiera quedado como testimonio de lo que el Bosque Tropical Seco ha producido, y, que después de muchos siglos éste continúe brindándonos sus hijos para perpetuar su especie!

Su reproducción

Desde 1991, hemos subido a la montaña y recolectado los pequeños brinzales que han nacido bajo las ramas de MAGÓN. Los hemos plantado en bolsas plásticas y conservados en vivero, donde, luego de uno o dos años, cuando éstos han alcanzado alturas que oscilan entre 10 y 15 cm, hemos procedido a sembrarlos.Leer mas... »

Adquiriendo notoriedad

Desde la primera versión del sitio web de San Lorenzo, en el año 2003, la existencia de MAGÓN, con sus extraordinarias medidas, su fabulosa edad, y, su gran cantidad de hijos que están siendo sembrados para preservar su especie de la extinción, despertó interés entre los amantes de la naturaleza. A partir de entonces, MAGÓN ha sido visitado por distintos grupos, que han valorado la oportunidad de conocer y estar al lado de un ser viviente con estas características.Leer mas... »

Un guayacán real extraordinario

MAGÓN es el nombre de un extraordinario árbol de guayacán real que se localiza también en Puerto Soley, a escasos 2 km del proyecto San Lorenzo, en un terreno propiedad de la familia González.

Es un hermoso árbol cuyo tronco tiene un diámetro promedio de 85 cm, lo cual excede significativamente el diámetro máximo que se supone que estos árboles llegaban a desarrollar, que la literatura especializada estima en 60 cm.Leer mas... »