Son varias las características y cualidades que se presentan en la madera del guayacán real, en forma simultánea, para hacer de ella una madera realmente extraordinaria:

  • FortalezaSus fibras se entrelazan y entrecruzan en capas (no corren todas ellas paralelas al tronco ni paralelas entre sí), en forma similar al tejido de refuerzo con que se construyen las llantas de los vehículos, dándole esta característica una inmensa resistencia a la madera.  La resistencia del guayacán real exceda las 12.000 psi (¡doce mil libras por pulgada cuadrada!), lo que vienen siendo 855 kg/cm2.  ¡Es una fortaleza extraordinaria!
  • DurezaLa dureza de la madera, definida como su  resistencia a la penetración y al rayado, se mide por la Dureza de Janka.  En esta escala, la madera del guayacán real ocupa la primera posición, y por mucha ventaja, dentro de las maderas que han sido evaluadas.  A manera de referencia, se presentan a continuación únicamente algunos valores:
Madera
Dureza de Janka (lbf)
Guayacán Real
4.500
Madero Negro Africano
2.940
Cerezo Brasileño
2.350
Nogal
1.820
Arce duro
1.450
Ciprés australiano
1.375
Roble blanco
1.360
Roble rojo
1.290
Teca
1.000
Pino amarillo
690
Balsa
325

Vemos así como la dureza del guayacán real es casi 14 veces la dureza de la madera de balsa.  ¡Es maravilloso que el ser humano pueda encontrar, en las maderas que nos brinda la  naturaleza, un rango tan amplio de durezas, para los distintos tipos de aplicaciones requeridas!

La madera de balsa, en el extremo opuesto de esta tabla, excepcionalmente suave y liviana, ha resultado ser el material idóneo para las aspas de las hélices de los aerogeneradores modernos (molinos de viento que generan electricidad a partir de la energía del viento), por lo que también es de gran utilidad para la humanidad.  La madera de balsa resulta invaluable para los amantes del aeromodelismo, ya que su bajísimo peso, asociado a una excelente relación resistencia/peso, resulta idónea para la fabricación de aeroplanos a escala.

El hecho de que la madera del guayacán real ocupe la primera posición en la tabla anterior no significa, necesariamente, que sea la madera más dura que existe en el  mundo, ya que esta tabla incluye exclusivamente aquellas maderas que son comercializadas; precisamente esta es la utilidad de esta escala.

Se afirma que en el África existen algunas maderas que son incluso más duras y pesadas que el guayacán real.  Dado que la dureza de una madera está en función de la lentitud con que su árbol crece, y, a su vez, esta variable está muy relacionada con el régimen de lluvias que la especie forestal tiene por hábitat (mucha lluvia, mucho crecimiento; poca lluvia, poco crecimiento), no es de extrañar que las zonas desérticas o semidesérticas del África produzcan algunas maderas más duras que las que produce la región caribeña.

Sin embargo, por las razones que sea, ninguna de estas otras maderas llegó a tener la utilidad e importancia y notoriedad mundial que alcanzó el guayacán real, del cual, podemos afirmar con toda certeza, es una de las maderas más duras y pesadas que existen en el mundo.

  • DensidadDe todas las maderas que se comercializan internacionalmente, la madera del guayacán real es la más densa (la más pesada).  Su gravedad específica llega a alcanzar valores en el orden de 1.35, por lo que es una madera que muy fácilmente se hunde en el agua.   Como referencia, la gravedad específica de la balsa puede llegar a ser tan baja como 0.10,  e incluso o poco menor (¡14 veces menos, nuevamente!)
  • Fina texturaEl grano de la madera permite alcanzar acabados con superficies sumamente lisas.
  • Auto lubricaciónLa madera del guayacán real tiene la peculiar cualidad de ser auto-lubricada, propiedad que tiene su origen en el contenido del aceite natural, el guayacol, que mantiene saturada la estructura celular de esta madera.  El guayacol representa aproximadamente un 30% del peso de la madera.Esta propiedad hace que una superficie bien pulida, de madera de guayacán real, tenga propiedades de deslizamiento iguales, o incluso superiores, a las de una superficie metálica lisa recubierta de teflón.
  • Excepcional resistencia a la humedad y al ataque de hongos¡Ya lo habían descubierto en el Mar Caribe, hace más de 2.500 años, los indígenas taínos, y así lo confirma la historia a lo largo de los siglos!Como anécdota, se cita el hecho de que, luego del terremoto de San Francisco (California), en el año 1906, resultaba en extremo urgente restablecer el fluido eléctrico, reparando a la brevedad posible el sistema de tendido eléctrico.  La ciudad enfrentaba un problema:  no había suficiente disponibilidad de aislantes de cerámica, y, su producción demandaría demasiado tiempo.  La solución encontrada consistió en fabricar los aislantes a partir de madera de guayacán real.Se informa que la gran mayoría de estos aislantes estuvieron en uso hasta el año 1970, y otros hasta pasado el año 2000, siendo que el motivo que los sacó de uso fue la sustitución de los tendidos de cable aéreos por tendidos subterráneos.  De no ser así, podemos estar seguros que ¡aún permanecerían en servicio!
  • Excelentes desempeño y conservación bajo el agua¡Se afirma que la madera se desempeña y conserva tan bien bajo el agua como lo hace fuera de ella!
  • Durabilidad¡Por años y años, y hasta por siglos y siglos, dependiendo del uso y las condiciones!  Su gran conservación, su resistencia, y, su auto-lubricación, hacen que el desgaste de la madera sea mínimo.

Todas estas características hacen que el guayacán real sea considerado, por los expertos, como uno de los materiales más valiosos, útiles e interesantes de la naturaleza.  ¡Debemos realizar todos los esfuerzos posibles por alejar esta especie del peligro de extinción!